¿Por qué una Gema?

¿Qué hace diferente una joya con una gema u otra, o sin gemas? Para entenderlo hay que hablar de la vibración, frecuencia vibracional y resonancia:

Recordemos que todos los objetos físicos vibran como resultado del movimiento de electrones y protones de cada átomo, molécula. Las vibraciones existen en los objetos, en los animales, en las personas y en la atmósfera que rodea al planeta.

En todos los órganos, tejidos y sistemas del organismo humano, se producen vibraciones, cuando se altera este patrón, el organismo necesita que se le ayude a restablecerlo y es aquí donde aparecen diferentes terapias alternativas, entre ellos la cromoterapia, gemoterapia, etc., que no son más que mecanismos naturales que nos ayudan a armonizar y volver a sanos patrones de vibración. Todo el cuerpo humano funciona en base a un orden armónico y unificado en el cual cada órgano hace su parte, cuando hay alteración, necesitamos en nuestro proceso de sanación, procesos de vibración externos y superiores que resuenen con nuestros órganos y nos lleven a la armonía de su vibración natural.

La frecuencia vibracional es el índice constante de flujo eléctrico entre dos puntos, medido como ciclos por segundo, y llamados Hertz, cuando nuestra frecuencia vibracional es suprimida o invadida por toxinas, u otros factores externos, nuestro cuerpo se debilita, la mente se estanca o se agita, promoviendo el estrés y la desconexión con el espíritu, generando un estado de vacío.

La física cuántica demostró que somos seres bioelectricos, con corrientes eléctrica corriendo dentro de nuestras células, nervios y músculos. Nuestro potencial bioeléctrico es generado por diferentes procesos biológicos y es utilizado por nuestras células para gobernar el metabolismo, los impulsos dentro del sistema nervioso central y las funciones cerebrales.

Para la mecánica, la resonancia es el fenómeno que tiene lugar cuando un elemento recibe la influencia de una fuerza periódica que tiene un periodo de vibración similar, al periodo de vibración característico del elemento en cuestión.

Por eso cuando enfermamos, estamos intoxicados o tenemos un problema de vibración en cualquier órgano de nuestro cuerpo, buscamos gemas que resuenen con ese órgano en particular, o con el color del chacra que le influye y así recupera nuestra natural vibración, es una forma sutil pero efectiva de alivio y sanación.

Sin embargo, en la búsqueda de esta ayuda, hay una situación muy particular, nunca debemos usar una gema que no nos llame la atención, la resonancia muchas veces no se da de manera clara, la mejor manera es dejar que sea la gema la que nos escoja y no aplicar de manera rígida una gema por el solo color o correspondencia con el chacra.

El universo y la naturaleza son infinitamente más sabios y sabrán cual debemos elegir, es por esto que la elección de las gemas debe ser por intuición, si nos llaman la atención, y no por razonamientos lógicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *